Negocios

Nota sobre negociación: ¿Cómo negociar sin ceder?

A lo largo del día y en la mayoría de las situaciones en que nos encontramos, generalmente entablamos una negociación a veces sin percatarnos de ello, ya sea una negociación para elegir que película ver, hasta una negociación determinante sobre la paz entre las naciones. Simplezas o no, en nuestra vida el mayor beneficio deseado, muchas veces se compromete a una negociación hostil.

Las negociaciones llevan una serie de pasos para conseguir que el acuerdo entre las partes interesadas sean las más convenientes, tomando como punto de partida que la negociación debe enfocarse en el problema (situación), así como el tener los antecedentes tanto del problema como de su contraparte. La sugerencia es que siempre se debe estar enfocado en la problemática olvidándose por completo de las jerarquías o del punto de encuentro ¿para qué es esto?, para que la negociación sea la más conveniente a las necesidades tanto de uno como de otro, centrándose en no obtener un acto más satisfactorio entre ambas partes (ganar-ganar).

Los métodos utilizados pueden ser varios, hay quienes son negociadores pasivos o agresivos, aunque es recomendable combinar aspectos tanto de uno como de otro (negociación basada en principios) para que los criterios que se ponen en la mesa sean lo más objetivo posible; cabe destacar que un buen negociador siempre se encuentra alerta, está dispuesto a escuchar y preguntar, así como demostrar empatía y flexibilidad.

Ante negociaciones internas (los que se realizan dentro de una organización con un nivel de interdependencia) y externas (fuera de una organización con un alto nivel de interdependencia), el acuerdo al que llegue el negociador será gracias a su desempeño critico en la resolución de un conflicto, es por ello que en las organizaciones siempre se realizan negociaciones que busquen la mejor ventaja para ellos, sin embargo, es deber del negociante el obtener el beneficio mutuo.

Las negociaciones con que nos topamos día a día van implicadas con el carácter de la persona, no se puede llegar a un acuerdo en forma demasiado suave o demasiado dura, pues fracturarían las relaciones haciendo más difícil esta labor, por ello siempre hay que evitar los ultimátums, amenazas, malas palabras o vestimentas incorrectas para la ocasión, pues esta serie de factores determinará el éxito de la negociación.

Basado en el libro de Roger Fisher, Si… !de Acuerdo!: Como Negociar Sin Ceder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *